Tras estudiar Diseño de Moda en Barcelona, Lucia Ribes viaja a Londres a hacer dos cursos en la prestigiosa escuela Central Saint Martins, y replantearse hacia dónde quiere dirigirse como diseñadora. Durante esos dos cursos su profesora le empuja a investigar lo que realmente quiere hacer. Buscando por la ciudad y por dos barrios tan diferentes pero situados uno al lado del otro, Brick Lane y la City, “sobrecogida” por el contraste del gusto de lo clásico pero con la “valentía” de lo innovador de los hombres con los que se cruza, decide perseguir una carrera en el sector de la moda de hombre. Su carrera comienza de la mano de esa profesora y del diseñador Rui Leonardes, con quien trabaja como asistenta de diseñador durante dos temporadas.  A la vuelta a Valencia, ciudad natal, y viendo el estado de la economía, y por tanto la bolsa empleo, Lucia Ribes decide comenzar las andaduras de una nueva firma que ofrezca ropa versátil, de calidad, y con ese toque diferente que la deslumbró durante su estancia en Londres. En un momento de cambios económicos, sociales y culturales Lucia Ribes apuesta por la unión de una sociedad formada por individuos con voz propia. Quiere ofrecer el nuevo “mono de trabajo” que en lugar de mimetizar a los hombres les “apoya” a diferenciarse, reflejar su personalidad y sus ideas en lo que llevan.

Share

Comments are closed.